Covid-19: Latin America Overview | Derecho bancario y financiero

En el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio, el 28 de mayo de 2020, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) emitió la Comunicación “A” 7030, mediante la cual introdujo ciertas modificaciones a las normas que regulan el mercado único y libre de cambios (MULC).

En este sentido, dicha comunicación establece que a efectos de acceder al MULC para llevar adelante ciertas operaciones como (i) pago de importaciones y otras compras de bienes en el exterior, (ii) compra de divisas por parte de residentes con aplicación específica, (ii) pago de utilidades y dividendos, y (iv) pago de capital e intereses correspondientes a endeudamientos financieros en el exterior, entre otras, la entidad financiera interviniente deberá contar con la conformidad previa del BCRA excepto que cuente con una declaración jurada del cliente en la que deje constancia que al momento de acceso al MULC:

  1. La totalidad de sus tenencias en moneda extranjera en el país se encuentran depositadas en cuentas de entidades financieras y que no posee activos externos líquidos disponibles.
  2. Se compromete a liquidar en el MULC, dentro de los 5 días hábiles de su puesta a disposición, aquellos fondos que reciba en el exterior originados en el cobro de préstamos otorgados a terceros, el cobro de un depósito a plazo o de la venta de cualquier tipo de activo.

Por su parte, la Comisión Nacional de Valores (CNV) dictó la Resolución General Nº 832/2020 a partir de la cual extendió el plazo límite para la presentación de información contable por parte de las entidades emisoras, fondos comunes de inversión cerrados y fideicomisos financieros que se encuentren en el régimen de oferta pública. A partir de esta resolución:

  1. Las entidades emisoras, los fondos comunes de inversión cerrados y los fideicomisos financieros que se encuentren en el régimen de oferta pública de valores negociables tendrán tiempo de presentar su información contable (i) para los períodos intermedios con cierre el 29 de febrero de 2020 y el 31 de marzo de 2020 dentro de los 70 días corridos de finalizado el período intermedio, (ii) para los ejercicios anuales con cierre el 31 de enero de 2020, el 29 de febrero de 2020 y el 31 de marzo de 2020, dentro de los 90 días de finalizado el ejercicio.
  2. Las entidades emisoras que únicamente cuenten con valores representativos de deuda de corto plazo, para los períodos intermedios con cierre el 29 de febrero de 2020 y el 31 de marzo de 2020, deberán presentar la información contable resumida trimestral dentro de los 78 días corridos de finalizado el trimestre.
  3. Las emisoras comprendidas en el régimen general de Pequeñas y Medianas Empresas (PyME) de la CNV deberán presentar la información contable, para los períodos intermedios con cierre el 29 de febrero de 2020 y el 31 de marzo de 2020 dentro de los 70 días corridos de finalizado el trimestre, y para los ejercicios anuales con cierre el 31 de enero de 2020, el 29 de febrero de 2020 y el 31 de marzo de 2020 dentro de los 90 días de finalizado el ejercicio.
  4. Las emisoras comprendidas en el régimen PyME CNV Garantizada, deberán presentar sus estados contables anuales finalizados el 31 de enero de 2020, el 29 de febrero de 2020 y el 31 de marzo de 2020, dentro de los 140 días corridos de finalizado el ejercicio.
  5. Las entidades financieras autorizadas a funcionar en los términos de la Ley Nº 21.526 que se encuentren registradas ante la CNV por sus actividades vinculadas al mercado de capitales podrán presentar sus estados contables para los períodos intermedios finalizados el 31 de marzo de 2020, dentro de los 60 días corridos de finalizo el período.

Adicionalmente, a través de la Resolución General Nº 841/2020, la CNV dispuso que, a efectos de dar curso a operaciones de venta de valores negociables con liquidación en moneda extranjera, o transferencias de estos en el exterior, los valores negociables deberán ser mantenidos en cartera durante el plazo mínimo de 5 días hábiles. La limitación para vender valores negociables con liquidación en moneda extranjera resulta aplicable a personas humanas y jurídicas, sin monto mínimo y sin distinción de especies.