Covid-19: Latin America Overview | Impuestos

Entre los principales cambios legislativos en Argentina en materia impositiva en línea con la declaración del estado de emergencia sanitaria, cabe destacar los siguientes aspectos:

Moratoria:

Mediante el Decreto de Necesidad y Urgencia N°316/2020 y la Resolución General N°4690 de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), se introdujeron modificaciones a la Resolución General N° 4667 de la AFIP que reglamentó la moratoria impositiva, aduanera y previsional para monotributistas, autónomos y demás contribuyentes MiPyMEs y para asociaciones sin fines de lucro establecida en la Ley N°27.541. De este modo, se prorrogó hasta el 30 de junio del 2020: (i) la obtención del “Certificado MiPyME” para micro, pequeñas y medianas empresas tanto para adherir a la moratoria como para hacer efectivo el beneficio de condonación de intereses y multas; (ii) la solicitud por parte de los contribuyentes y responsables de la anulación de la adhesión al régimen; (iii) el rechazo de pleno derecho de las solicitudes de compensación efectuadas por la falta de obtención del “Certificado MiPyME”; y, (iv) la solicitud de concurso preventivo para el acceso al régimen, entre otros requisitos. Por otro lado, se modificaron los tipos de planes a suscribir por los sujetos alcanzados y se fijó como primer vencimiento el 16 de julio de 2020.

Impuesto sobre los Bienes Personales. Repatriación:

Por otro lado, a través del Decreto de Necesidad y Urgencia N°330/2020 se prorrogó hasta el 30 de abril la fecha prevista para realizar la repatriación de bienes por el periodo fiscal 2019. Asimismo, quedaron exceptuados del pago del Impuesto sobre los Bienes Personales quienes hubieren afectado a cualquiera de los destinos previstos para los bienes repatriados los fondos y los resultados, derivados de inversiones obtenidas antes del 31 de diciembre del año calendario en que se hubiera verificado la repatriación. En este sentido, la Resolución General N° 4691 de la AFIP prorrogó hasta el 6 de mayo del 2020 la obligación de ingresar el pago a cuenta del Impuesto sobre los Bienes Personales para aquellos contribuyentes titulares de bienes situados en el exterior que no hayan repatriado al menos el 5% de los mismos al 30 de abril.

Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción:

Finalmente, mediante el dictado del Decreto 332/2020 se creó el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) para empleadores y trabajadores afectados por la emergencia sanitaria. En este sentido, el 20 de abril se publicó en el Boletín Oficial el Decreto de Necesidad y Urgencia N°376/2020, el cual introdujo ciertas disposiciones destinadas a morigerar el impacto de las medidas sanitarias derivadas del ASPO sobre los procesos productivos, el desarrollo de las actividades independientes y el empleo.

El Poder Ejecutivo estableció los siguientes beneficios:

  1. Postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales.
  2. Asignación de un salario complementario a ser abonado por el Estado para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado.
    El monto de la asignación será equivalente al 50% del salario neto del trabajador correspondiente al mes de febrero de 2020, no pudiendo ser inferior a una suma equivalente a un salario mínimo, vital y móvil ni superar dos salarios mínimos, vitales y móviles, o al total del salario neto correspondiente a ese mes.
  3. Crédito a tasa cero para personas adheridas al Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes y para trabajadores autónomos, con subsidio del 100% del costo financiero total. Dicho crédito consiste en una financiación a ser acreditada en la tarjeta de crédito del beneficiario.
  4. Prestación económica por desempleo.

Por otro lado, el Decreto elimina ciertos requisitos que debía cumplir el empleador para acceder al beneficio detallado en el inciso a. anterior los cuales consistían en: (i) contar con un número total de trabajadores en relación de dependencia, al 29 de febrero de 2020, no mayor a 60, y (ii) en caso de superar dicha cantidad, promover el Procedimiento Preventivo de Crisis de Empresas previsto en la Ley N° 24.013.

Por último, el Decreto resulta de aplicación respecto de los resultados económicos ocurridos a partir del 12 de marzo de 2020, pudiendo el Jefe de Gabinete de Ministros extender los beneficios previstos en el Decreto, en función de la evolución de la situación económica, hasta el 30 de junio de 2020, inclusive y, para las actividades que siguieran afectadas por las medidas de distanciamiento social, aun cuando el ASPO haya concluido, los beneficios podrán extenderse hasta el mes de octubre de 2020 inclusive.